Las salas de redacción locales se están adaptando a un entorno digital