Mike Wilson, editor de Dallas Morning News, sobre la evolución constante de su redacción