World Association of Newspapers and News Publishers


Hundreds of new media outlets diversify and boost journalism in Spain (Centenares de nuevos medios impulsan y diversifican el periodismo en España)

World News Publishing Focus

World News Publishing Focus
Your Guide to the Changing Media Landscape

Hundreds of new media outlets diversify and boost journalism in Spain (Centenares de nuevos medios impulsan y diversifican el periodismo en España)

La crisis económica en España, unida a la expansión de Internet, se ha traducido para los medios escritos en una crisis estructural sin precedentes. El Informe de la Profesión Periodística 2013, elaborado por la Asociación de Prensa de Madrid, señala que entre 2008 y 2013 en España se cerraron 284 medios y que los ingresos agregados de la industria (televisión, radio, diarios y revistas) mermaron un 31% entre 2008 y 2012. De los medios desaparecidos, 182 eran revistas, 31 eran diarios y 11, publicaciones gratuitas.

Sin embargo, el mismo estudio apunta una tendencia contraria y esperanzadora. En los últimos cinco años han aparecido más de 300 iniciativas informativas creadas por periodistas. Para el director del estudio, Luis Palacio, “estos no son todos los que hay”, y probablemente existen “un 30 % más de proyectos” que no han llegado a contabilizarse.

Paralelamente, otros informes apuntan que los medios digitales siguen en fase de despegue. Según el Estudio General de Medios (EGM), en 2012 el número de personas que declaraba haber leído diarios ‘online’ superaba los 12,5 millones personas, un 7% más respecto al año anterior.

Estos datos parecen indicar que el periodismo sigue siendo demandado. En un reciente debate sobre el futuro del periodismo en España, cuatro reconocidos periodistas coincidieron en este punto. Para Ignacio Escolar, impulsor de eldiario.es, “nunca se ha leído tanto como ahora” y “no es el periodismo, sino los modelos de negocio periodístico lo que está en crisis”. Según el más reconocido periodista radiofónico de España de las últimas décadas, actualmente editor de un videoblog en elpais.es, Iñaki Gabilondo, “por el alud de información existente, la sociedad entiende que necesita referencias”.

 

¿Cómo son los nuevos medios y por qué surgen?

Los formatos y contenidos de los nuevos proyectos son diversos: medios online generalistas (eldiario.es, infolibre.es) o especializados en cultura (JotDown.es), ciencia (Materia), se suman a numerosas publicaciones impresas que han aprovechado el menor coste de las imprentas, como la revista satírica Mongolia, el semanario Alternativas Económicas o la revista Números Rojos.

De 2008 a 2013, el Informe de la Profesión Periodística calcula que se han perdido más de 11.000 empleos de periodistas y profesionales de medios, por lo que probablemente una de las principales razones de esta explosión sea la necesidad y las ganas de seguir ejerciendo una profesión calificada por Gabriel García Márquez como “el mejor oficio del mundo”. Si a las dificultades añadimos que, según el mismo estudio, cada año se gradúan en las universidades españolas alrededor de 5.000 periodistas y comunicadores audiovisuales, vemos hasta qué punto puede haber un interés en el autoempleo. Para Pere Rusiñol, impulsor de Alternativas Económicas, “los periodistas no tenemos más remedio que arremangarnos y crear los instrumentos para seguir haciendo información aunque sea a escala pequeña”.

El tamaño reducido de las plantillas también parece confirmar esta tesis. De los 108 medios encuestados por el Informe de la Profesión Periodística 2013, casi la mitad contaba con una plantilla de una a tres personas.

 

¿Cómo se financian?

Según el Informe, casi un 60% de los nuevos medios confía en la publicidad como fuente principal de financiación. En algunos proyectos, ésta se combina con la venta de aplicaciones y de otros productos. Sin embargo, para Soledad Gallego-Díaz, una veterana periodista en El País, este camino tiene el peligro de que “se confundan  periodismo, comunicación y marketing en un nuevo modelo de negocio”. Iñaki Gabilondo coincide con esta visión: “La clave es que un medio de comunicación es un proyecto intelectual y no un proyecto financiero con una excusa intelectual”.

Muchos de los nuevos medios, de hecho, están experimentando novedosas vías de financiación para garantizar una mayor independencia editorial respecto a gobiernos y anunciantes”. La creación de cooperativas de socios para poner el capital inicial, como en el caso de Alternativas Económicas, o la búsqueda de socios - suscriptores, como en el caso de eldiario.es son algunas de las fórmulas elegidas.

En otros casos se ha optado por la combinación de la aportación de socios cooperativistas con el micro-mecenazgo o crowdfunding, con resultados que, a pesar de la crisis económica, llegan a superar con creces las previsiones de los creadores. Los impulsores de Crític, un medio digital catalán centrado en el periodismo de investigación, han combinado la aportación de 1.000 euros de 50 socios cooperativistas con una recaudación de 25.000 euros en micro-donaciones a través de la plataforma Verkami. En sólo tres días han superado el objetivo inicial y actualmente se han planteado un segundo reto, el de llegar a 1.000 suscriptores antes de que salga el primer número, previsto para septiembre de 2014.

 

La implicación del lector, clave para la calidad

Los impulsores de nuevos medios esgrimen frecuentemente la voluntad de dar información independiente y de conectar de nuevo con la ciudadanía como el motivo principal para la creación de nuevos medios.

La falta de confianza en el futuro de los medios tradicionales se perfila como una de las razones principales para la creación de nuevos medios. Según datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de 2013, los periodistas fueron valorados por la ciudadanía con un 59 sobre 100.  Para el presidente de la Comisión de Publicaciones de la Asociación de Prensa de Madrid, David Corral, este “aprobado raspado” se debe a la falta de independencia y rigor de la información, a la mala imagen transmitida por programas supuestamente informativos y de debate, y al alejamiento que se percibe entre el periodismo y los problemas de la sociedad. En cuanto al grado de independencia a la hora de desempeñar su trabajo, la nota media que dan los propios periodistas encuestados es incluso más baja, de un 4 sobre 10.

Según Iñaki Gabilondo, en España “la nueva realidad periodística incluye una mirada que hace tiempo que no había y que está respondiendo a necesidades desatendidas y a colectivos sociales que no se sentían escuchados”. Para Soledad Gallego-Díaz, “se está haciendo un periodismo muy combativo, con muchas ganas y mucha independencia, pero sin  medios para poder desarrollar esta faceta”.

“Es básico que el periodismo consiga encontrar una formula que garantice su futuro empresarial como proyecto democrático”, recuerda Gallego-Díaz, por lo que tanto los medios tradicionales como los nuevos “han de conseguir ser empresas solventes, resistentes e independientes”. En caso contrario se corre el riesgo de llegar a lo que algunos expertos consideran el peor escenario posible, en el que los grandes medios se vean muy debilitados y los pequeños no crezcan lo suficiente, con lo que el panorama de conjunto quede muy deteriorado.

 ¿Está la clave en el lector? Muchos de los nuevos medios están respaldados por las aportaciones económicas de sus lectores, una fórmula por la que también están apostando numerosos medios internacionales de referencia. Para Pere Rusiñol, la clave es que el ciudadano “ha de entender que si quiere información independiente se tiene que comprometer de alguna manera”. Sin este compromiso con la información de calidad, todo parece indicar que quien saldrá perdiendo será el buen periodismo, la calidad de la democracia y, por tanto, la propia ciudadanía.


Por Mariona Sanz Cortell

Imágen: bottup.com

Author

Rodrigo Bonilla's picture

Rodrigo Bonilla

Date

2014-06-23 12:22

Author information


© 2019 WAN-IFRA - World Association of Newspapers and News Publishers

Footer Navigation